Hasta un 45% de las personas con trastorno bipolar son discriminadas en alguna ocasión (Guía para familiares y pacientes)

Hoy 30 de marzo se celebra el Día Mundial del Trastorno Bipolar (TB), una enfermedad sobre la que aún pesa el estigma social como pone de manifiesto el hecho de que hasta el 45% de las personas que viven con TB se han sentidos discriminadas en alguna ocasión.

Para contribuir a cambiar esa situación, hoy se da a conocer la Guía para Familiares y Pacientes con Trastorno Bipolar, realizada por el doctor José Manuel Montes, Jefe de Sección de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal, investigador CIBERSAM y profesor asociado en la Universidad de Alcalá, en colaboración con Mateo Pérez-Wiesner, Psicólogo General Sanitario y personal investigador del Vicerrectorado de Investigación y Ciencia de la Universidad Camilo José Cela, y el apoyo de la Asociación Bipolar Madrid y Lundbeck.

Sustituye tus hábitos tóxicos de irte a la cama por estos cuatro

Si estudiamos los hábitos de sueño de las personas con las que pasamos más tiempo, vemos que se parecen mucho a los nuestros. Compartimos elementos comunes, incluso la hora de irnos a la cama y horas dormidas. Sin embargo, lo que sí debemos tener en cuenta es que la calidad del sueño también es igual de mala. Sentimos que no descansamos lo suficiente, incluso si dormimos lo necesario, nos despertamos varias veces y no hay un sueño reparador. No siempre es problema del número de horas o de lo temprano que nos levantemos, sino de los hábitos tóxicos que acumulamos y que tenemos en torno a la hora de meternos en la cama.

Si queremos cambiar nuestras pautas de sueño y el descanso que tenemos, debemos tener en cuenta que todo lo relacionado con la cama o que esté próximo a ese momento, va a determinar cómo de bien durmamos. Es en esos hábitos donde debemos trabajar, no solo en la calidad del colchón o en el momento de ponernos el despertados.


Cambia las rutinas
Muchas de las rutinas con las que contamos a lo largo del día se caracterizan porque, lejos de facilitarnos la vida, el tenerlas tan automatizadas y siendo tan negativas para nosotros, solo nos la entorpecen. Perder el tiempo en redes sociales en el trabajo, saltarnos comidas o ir al gimnasio solo los fines de semana forman ya parte de nosotros, pero su impacto lo vamos dejando pasar. Con el sueño y con los hábitos que tenemos antes de dormir, pasa lo mismo.

Si queremos descansar mejor, estos son los cambios que debemos introducir en nuestra vida para que acaben convirtiéndose en hábitos:

1. Tiempo de lectura

Es una de nuestras muchas tareas pendientes, leer. De hecho, mucha gente se ha establecido que cuando se jubilen, se dedicarán a leer. Pero en ese momento, igual ya es tarde. Debemos empezar a hacerlo ahora, unas páginas y unos minutos antes de dormir pueden ser suficientes. Esto puede sustituir al hábito de ver alguna serie o de encender la televisión.

2. Agenda al lado

Muchas de las cosas que no nos dejan dormir es que pasamos mucho tiempo en la cama repasando el día siguiente con el temor de que se nos olvide algo. Ten tu agenda en la mesita de noche y apunta todo lo que no quieres que se te olvide. Si te acuerdas de algo, simplemente anótalo. Ya lo repasaremos mañana y hoy podremos dormir con la tranquilidad de que no se nos olvida nada.

3. Meditación

La meditación es una de las herramientas más útiles a la hora de irnos a dormir. No se trata solo de sentarnos a dejar la mente en blanco, sino que podemos usar meditaciones guiadas de corta duración que encontremos en Internet o en algunas apps. Con diez minutos, podremos notar todos sus beneficios, yendo con más calma a dormir.

4. Naturaleza

Siempre que nos sea posible y si el clima acompaña, dar un paseo nocturno puede ayudarnos a dormir mejor. De hecho, cuando estamos de vacaciones y sí damos estos paseos, vemos como descansamos con mayor profundidad que el resto del año, aun durmiendo menos.

El descanso es uno de los elementos indispensables para nuestra vida. Sin él, nuestro rendimiento cae,  estamos cansados y muy irritables. Pero no somos conscientes de que estamos durmiendo mal hasta que desconectamos o estamos fuera de la ciudad. Cambiar los hábitos que están cerca de nuestra hora de dormir va a tener notables beneficios en nuestra salud física y emocional.

Un libro reúne 30 herramientas esenciales y aplicables para el manejo esquizofrenia

·        Para el doctor Miquel Bernardo esta obra cubre “una necesidad no cubierta” en el ámbito de la salud mental al recopilar aquellas herramientas con más proyección de futuro para abordar los retos que la esquizofrenia plantea en el momento actual.

·        Los profesionales de la salud mental encontrarán en el libro los instrumentos “más factibles actualmente para evaluar y tomar decisiones respecto a la mejor forma de abordar la práctica clínica en esquizofrenia”.

·        “Los tratamientos existentes hoy en día para la esquizofrenia están por encima de cualquier duda y los antipsicóticos más recientes aportan un mejor perfil de tolerancia”.

·        Se estima que la esquizofrenia afecta a alrededor de un 1% de la población con patrones evolutivos diversos, que abarcan desde una enfermedad crónica devastadora a formas multiepisódicas con episodios de remisión.

La esquizofrenia es un trastorno clínico complejo y multifactorial que afecta al paciente deteriorando sus capacidades en diversos aspectos psicológicos como el pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad. Se estima que afecta a alrededor de un 1% de la población con patrones evolutivos diversos, que abarcan desde una enfermedad crónica devastadora a formas multiepisódicas con episodios de remisión que, en una pequeña proporción de pacientes, puede llevar a la recuperación completa.  

La investigación en esquizofrenia es continua y creciente. Según el doctor Miquel Bernardo, especialista en psiquiatría e investigador principal del grupo G04 del programa de esquizofrenia de CIBERSAM, en las tres últimas décadas el conocimiento sobre la enfermedad ha avanzado “de forma vertiginosa”.

“La investigación en esquizofrenia es de las que mayor intensidad e impacto está teniendo en biomedicina. Hoy se conocen tanto los factores psicosociales como neurobiológicos (genéticos, bioquímicos y de circuitería cerebral) que la determinan y se están validando estrategias clínicas para obtener la máxima eficiencia”, afirma. No en vano la esquizofrenia es una de las áreas de la Salud General y de la Salud Mental en particular en la que mayor investigación se produce. Hoy son centenares las escalas, cuestionarios, inventarios y entrevistas semiestructuradas, así como los instrumentos que se encuentran disponibles para investigación, evaluación y docencia.

Para poner orden en ese maremágnum informativo, el doctor Bernardo, en colaboración con la doctora Silvia Amoretti Guadall, investigadora en la Unidad de esquizofrenia del hospital Clinic de Barcelona, han publicado Nuevos Planteamientos Clínicos en Esquizofrenia (Ediveramérica), una monografía que, “tras una exhaustiva revisión”, reúne “30 herramientas esenciales siguiendo criterios de pragmatismo y aplicabilidad para ayudar a los clínicos en la práctica real a objetivar, cuantificar y evaluar los distintos dominios que integran la enfermedad”.

El doctor Bernardo, que considera que esta obra cubre “una necesidad no cubierta” en el ámbito de la salud mental, explica que para la confección de la publicación han elegido las herramientas “que pueden tener más proyección de futuro para abordar los retos que la esquizofrenia plantea en el momento actual”, descartando escalas que pueden tener interés histórico pero que, en opinión del experto, “actualmente están superadas por nuevos instrumentos más factibles”.

El Hospital Infanta Cristina muestra la vida social de pacientes de Salud Mental mediante gigantografías

Ver entrada

El objetivo de esta iniciativa es devolver a la sociedad una imagen positiva de la Salud Mental

·               El hospital y la Fundación Manantial colaboran en la atención a los pacientes de Salud Mental y sus familiares

El hospital Universitario Infanta Cristina de Parla ha celebrado su XII aniversario en el que han participado el director general de Coordinación Socio-Sanitaria de la Consejería de Sanidad, Dr. Carlos Mur; la coordinadora de la Oficina Regional de Salud Mental, Mercedes Navío; el gerente del hospital, Carlos Mingo; y la directora del Centro de Rehabilitación Laboral “Parla”, Esther Sánchez; además de los propios profesionales del centro.

Con motivo de este acontecimiento, se ha instalado en el hall del hospital una exposición de gigantografías que muestran sonrisas de los pacientes de Salud Mental del hospital Infanta Cristina, realizadas en el Centro de Rehabilitación Laboral que la Fundación Manantial gestiona para la Comunidad de Madrid, que desarrolla labores de formación para la reinserción de estos pacientes a la vida social y laboral. El objetivo de esta iniciativa es transmitir emociones, sonrisas, abrazos, besos, buenos deseos en general para devolver a la sociedad una imagen positiva de la salud mental, pudiendo así construir en común espacios amables en el municipio de Parla.

“Esta exposición de gigantografías es una muestra de lo que es posible hacer cuando los esfuerzos se aúnan y los trabajos confluyen siendo el centro de esa atención los pacientes”, subraya Cristina del Álamo, jefa del Servicio de psiquiatría y Salud Mental del hospital. El tratamiento integral de las personas con trastornos mentales graves constituye uno de los principales desafíos de los sistemas de atención comunitaria a la salud mental hoy en día. Así el Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad de Madrid 2018-2020 aborda de manera principal la atención y rehabilitación de las personas con trastorno mental grave.

Así en el hospital Universitario Infanta Cristina de Parla, se trata de garantizar una atención adecuada a los pacientes de nuestro área o a los que nos eligen, así como a los individuos que potencialmente puedan desarrollarlo y a sus familiares o personas de su entorno, llevando a cabo un plan de tratamiento integral o preventivo, que promuevan su recuperación, autonomía y adaptación a la comunidad.

A nivel de nuestra área de intervención y asistencia al paciente, se fomenta la organización de los servicios para promover una continuidad en la atención a las personas con estos trastornos y la provisión de recursos y dispositivos que puedan ser necesarios con un trabajo en red coordinado y transversal. Además, se trabaja con el concepto clave de ‘Recuperación’, yendo más allá incluso de la rehabilitación y un pilar clave en esta recuperación, es la integración laboral como vehículo de socialización e inserción plena de la persona.

PREMIOS A LA LABOR DE LOS PROFESIONALES

En otro orden de cosas, se han entregado los X Premios MADIF a la Mejor Publicación o comunicación a Congreso y a la Mejor Aportación para el desarrollo de la Formación y la Docencia. Estos premios tratan de poner en valor los trabajos realizados por los profesionales. Además, se entregará el I Premio empatía, como reconocimiento a la mejor actuación puesta en marcha en favor de la humanización de la asistencia sanitaria. También se ha entregado el I Premio Seguridad para las iniciativas desarrolladas en este ámbito, y el I Premio Goya, relacionado con los cuidados enfermeros.

FUNDACIÓN MANANTIAL

La Fundación Manantial es una entidad sin ánimo de lucro formada en 1995 por asociaciones de familiares para mejorar la atención social y sanitaria de las personas con problemas de salud mental. Su trabajo está orientado a la recuperación de las personas y pretende cubrir sus necesidades de atención social, empleo, tutela y reinserción del ámbito penitenciario. Impulsan y ponen en marcha iniciativas de prevención y atención temprana, sensibilización, asistenciales y psicoterapéuticas que facilitan la incorporación y participación real en la sociedad de las personas con problemas de salud mental. Atiende a cerca de 3000 personas en nuestros centros, programa y servicios, y genera 300 puestos de trabajo a través del Centro Especial de Empleo Manantial Integra.

Ejercicio y cáncer: una declaración de la Sociedad Española de Oncología Médica

Debido a las mejoras en el número de sobrevivientes de cáncer y el tiempo de supervivencia, existe un creciente interés en comportamientos saludables, como la actividad física (AP), y su impacto potencial en la morbilidad relacionada con el cáncer y no relacionado con el cáncer en personas con cáncer.

Por encargo de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en esta revisión, buscamos la evidencia más reciente sobre este tema, centrándonos en los mecanismos que apuntalan los efectos de la AP en el cáncer, el papel de la AP en la prevención del cáncer y en el pronóstico del cáncer y las recomendaciones prácticas para los médicos con respecto a la orientación de la AP.

A pesar de la información disponible, la introducción de programas de ejercicio en el manejo global de pacientes con cáncer sigue siendo un desafío con varias áreas de incertidumbre. Entre otras, las conductas más efectivas para lograr cambios a largo plazo en el estilo de vida de un paciente y la intensidad y duración óptimas de los AP definición con más precisión en futuros estudios.

`El transporte de personas con trastorno mental en ambulancia es mejorable´

Expertos presentan una guía sobre ‘Humanización de la Asistencia en las Unidades de Hospitalización Psiquiátrica Breve’

“Extraño tener que hablar de humanización cuando el objeto de nuestra profesión es el ser humano enfermo que sufre. Nada más humano que el sufrimiento. Y nada más humano, también, que intentar paliarlo”. Con estas palabras comienza el autor Carlos Mañas Gómez el prólogo de la guía ‘Humanización de la Asistencia en las Unidades de Hospitalización Psiquiátrica Breve’, que edita la Sociedad de psiquiatría de Madrid y que ha sido presentada este 30 de enero. Durante el acto, diferentes profesionales han dejado claro que esta humanización debe comenzar desde la ambulancia.


“Para el traslado utilizan una silla conocida entre los profesionales de la sanidad madrileña como la ‘silla de Hannibal Lecter'”

“Todos hemos visto casos de pacientes sobre los que se han llevado medidas de contención sin necesitarlas en estos vehículos solo por ser ambulancias psiquiátricas”, ha asegurado Celso Arango, director del Servicio de psiquiatría y Salud Mental del hospital Gregorio Marañón y presidente de la Sociedad Española de psiquiatría (SEP).   

La guía, que además está avalada por la SEP y por el Cibersam,  va más allá en esta explicación. Señala que estas ambulancias específicas para estos pacientes que están dotadas con chalecos, escudos y cascos protectores, pero sin material sanitario.

“Para el traslado utilizan una silla con sujeciones que es conocida entre los profesionales de la sanidad madrileña como la ‘silla de Hannibal Lecter’ por su parecido con la que se empleaba en la película ‘El Silencio de los Corderos'”.  

Carlos Mañas Gómez, autor del prólogo de la guía ‘Humanización de la Asistencia en las Unidades de Hospitalización Psiquiátrica Breve’; Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de psiquiatría de Madrid; Ana Dávila-Ponce de León, viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid; Mercedes Navío, coordinadora de la Oficina Regional de Salud Mental de Madrid; y Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de psiquiatría.  

Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de psiquiatría de Madrid, también ha asegurado que estos vehículos específicos crear un gran estigma. Por todo, la guía recomienda eliminar el uso de ambulancias psiquiátricas.

Estudian unos extraños agujeros en las células para buscar tratamiento al Alzheimer, el asma o la depresión

Muchas células están cubiertas de misteriosos agujeros grandes, poros que se han asociado con el sentido del gusto, así como con la enfermedad de Alzheimer, la depresión e incluso el asma. Conocer la estructura de estos agujeros ayudará a los investigadores a comprender mejor esta gama de asociaciones y proporcionará un plan para desarrollar nuevas terapias, explican los investigadores en ‘Nature Structural & Molecular Biology’.

“Uno de los ‘agujeros grandes’ descubiertos más recientemente se llama moduladores de la homeostasis del calcio (CALHM, por sus siglas en inglés) –explica el profesor Furukawa, del Laboratorio Cold Spring Harbor–. Básicamente son poros en la superficie de algunas células, como las neuronas”, que permiten que varias moléculas entren y salgan de la célula.

Los investigadores del laboratorio de Furukawa mostraron la estructura detallada de dos CALHM y cómo funcionan. “Si tienes grandes agujeros en las células, se podría pensar que las células se abrirían o reducirían”, señala Johanna Syrjanen, investigadora postdoctoral que ayudó a dirigir la investigación. Sin embargo, agrega, las células con poros funcionales “permanecen bastante felices como están”.

Eso sugiere que estos poros son importantes para mantener la salud celular. Para investigar esto, los investigadores estudiaron dos tipos de poros. El poro CALHM1 está involucrado en la detección de sabores amargos o dulces, e incluso ese sabroso quinto sabor conocido como umami.

Este poro también está involucrado en el control de las vías respiratorias en los pulmones, lo que lo implica en el asma. Además, las mutaciones en los genes que dan forma a CALHM1 se han asociado con la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores también estudiaron otro poro, CALHM2, que podría estar involucrado en la depresión. Para su sorpresa, descubrieron que CALHM2 tiene un tamaño de poro mucho más grande en comparación con CALHM1.

“Presumiblemente, la apertura y cierre de estos poros está estrictamente regulada de alguna manera”, explica Syrjanen. Esta apertura y cierre podría ser clave para la forma en que los poros influyen en el sabor o están asociados con la enfermedad. Para dar sentido a esto, “primero tenemos que poder visualizarlos y usar esa información como guía para futuros experimentos”, precisa.

Para visualizar la estructura de CALHM1 y CALHM2, el laboratorio de Furukawa utilizó microscopía crioelectrónica, que dispara un electrón potente a través de una muestra rápidamente congelada para obtener imágenes. Luego, combinaron cuidadosamente las imágenes en varias orientaciones en un modelo tridimensional que resalta los detalles finitos de la estructura de cada poro.

“Hemos proporcionado a la ciencia el primer modelo de estos poros para diseñar compuestos terapéuticos –asegura Furukawa–. La esperanza es que dichos compuestos puedan ser efectivos en el tratamiento de enfermedades y trastornos como el Alzheimer y la depresión, y potencialmente en el asma”.

Los síntomas del lenguaje por enfermedad cerebral que afecta al habla difieren según la lengua materna

RESUMEN

Los hablantes de inglés e italiano con problemas de lenguaje relacionados con la demencia experimentan distintos tipos de dificultades del habla y la lectura en función de las características de sus idiomas nativos, según una nueva investigación realizada por científicos del Centro de memoria y Envejecimiento de Universidad de California San Francisco (UCSF) y colegas de la Unidad de Investigación de Neuroimagen y neurología Unidad en el Instituto Científico San Raffaele de Milán (Italia).

Los neurólogos habían asumido durante mucho tiempo que las enfermedades cerebrales que afectan las habilidades del lenguaje se manifestarían esencialmente de la misma manera en pacientes de todo el mundo. Pero los descubrimientos recientes han comenzado a cuestionar esa suposición. Por ejemplo, los hablantes de italiano con dislexia tienden a tener un impedimento de lectura menos severo que los hablantes de inglés o francés debido a la ortografía más simple y fonética del italiano.

“Esperamos que tales estudios avancen nuestra comprensión de la ciencia del cerebro subyacente a los trastornos del lenguaje y del lenguaje, aumenten la conciencia de las disparidades de salud en el tratamiento de la demencia y, en última instancia, mejoren la atención para todos los pacientes”, desea Gorno-Tempini.

Experto asegura que los hábitos saludables reducen hasta en un 70% los efectos de la menopausia

RESUMEN

Los hábitos saludables ayudan a reducir hasta en un 70 por ciento los efectos de la menopausia como, por ejemplo, los problemas de sueño, la falta de energía, disminución del interés sexual o episodios de depresión, según ha asegurado el ginecólogo del hospital Vithas Castellón, doctor Herráiz.

“El fin de la menstruación implica que los ovarios dejan de producir óvulos, lo que provoca una disminución en los niveles de las hormonas femeninas: estrógenos y progesterona. Este cambio hormonal trae en ocasiones sofocos, sequedad vaginal, osteoporosis, pero muy pocas pacientes necesitan terapia hormonal, solo un 3 por ciento, lo que yo siempre les aconsejo a mis pacientes es que llegar a la menopausia con la mejor salud posible provoca que los daños colaterales se atenúen”, ha dicho el experto.

En este sentido, el doctor ha recordado que para prevenir la osteoporosis hay que hacer ejercicio de forma habitual o dar paseos diarios de una hora como mínimo, aumentar la ingesta de alimentos ricos en calcio y exponerse al sol con moderación para aumentar la vitamina D.

Respecto al ejercicio físico, el especialista ha hecho especial hincapié en el fortalecimiento del suelo pélvico. “No hay que olvidar dentro de lo que implica hacer ejercicio, realizar aquellos que favorezcan el fortalecimiento del suelo pélvico. El cambio hormonal afecta también a la musculatura y a los tendones. La pérdida de colágeno afecta al tejido perineal, a su tono, a la resistencia y al posicionamiento de las vísceras pélvicas y puede dar lugar a incontinencia o prolapsos. Por ello tiene mucha importancia ejercitar esta zona para evitar estas disfunciones en el periné”, ha añadido.

Aprobado un derivado de la ketamina para tratar depresiones muy graves

La ketamina, ese viejo anestésico reconvertido en una potente droga recreativa, tendrá una nueva vida como fármaco para tratar las depresiones más graves. La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), ha dado luz verde al uso de la esketamina, un primo hermano de la ketamina, para pacientes con depresión que no responden a los tratamientos tradicionales y tienen un elevadísimo riesgo de suidicio. El medicamento, de nombre comercial Spravato, se presentará en forma de spray nasal y será de dispensación hospitalaria.  

MÁS INFORMACIÓN

La estimulación eléctrica del cerebro mejora el estado de ánimo
El ‘burnout’ toma peso en la lista de dolencias de la OMS

Desde que se sintetizó en 1962,  la ketamina ha tenido muchas vidas. La sustancia, con propiedades anestésicas, se usó durante mucho tiempo como anestesia para niños y adultos. También se empleó en veterinaria. Su salto al uso recreativo se debe a sus efectos psicodislépticos, pues produce cambios mentales que distorsionan la percepción normal de la realidad y puede inducir alucinaciones.  

 
Su nuevo uso, como parte del arsenal terapéutico contra la depresión, supone una vuelta de tuerca a los antidepresivos actuales, pues el mecanismo de acción es diferente. Mientras que los clásicos, como el Prozac, actúan sobre el núcleo central, como un inhibidor de la serotonina. La esketamina, un isómero de la ketamina, actúa sobre la corteza cerebral. En concreto, sobre el sistema glutamatérgico: “Una porción del glutamato está modulada por la esketamina y cuando actúa, cierta cantidad de glutamato no se libera y reduce la cantidad de estrés. Aunque la gente piense que una persona con depresión está como apagada, el problema es que su cerebro está hiperactivo”, explica Eduard Vieta, jefe de psiquiatría del hospital Clínic de Barcelona y uno de los investigadores que participó en los ensayos clínicos con el Spravato.  

 
Otra diferencia con respecto a los fármacos tradicionales es que la esketamina es altamente eficaz desde la primera toma. Con los antidepresivos clásicos había un tiempo de carencia de varias semanas hasta que comenzaba a hacer efecto en los pacientes. Sin embargo, con el nuevo tratamiento, los efectos se detectan a las pocas horas. “En la mayoría de los casos, los resultados se ven muy pronto y las ideaciones suicidas desaparecen a las pocas horas”, apostilla Néstor Szerman, jefe del Instituto de psiquiatría y Salud Mental del hospital Gregorio Marañón de Madrid. En Estados Unidos, la FDA (la agencia reguladora, homóloga de la EMA) ya dio luz verde al fármaco hace unos meses.