Tratamiento de la depresión con medicamentos antiinflamatorios: el papel del alivio del dolor

En su metanálisis, Kohler ‐ Forsberg y sus colegas analizaron la eficacia o el efecto del tratamiento antiinflamatorio en el trastorno depresivo mayor o los síntomas depresivos.

En la discusión de las limitaciones de su metanálisis, mencionan brevemente que “aunque se ha demostrado que los efectos antidepresivos de los AINE son independientes de sus efectos analgésicos, el efecto antidepresivo de los agentes antiinflamatorios puede mediarse a través de su efecto sobre enfermedades somáticas “.

Kohler ‐ Forsberg y sus colegas usan el estudio de Iyengar y sus colegas como evidencia de apoyo de su afirmación de que se ha demostrado que los efectos antidepresivos de los AINE son independientes de sus efectos para aliviar el dolor.

El súper poder de convertir los cardos de la vida en girasoles de Van Gogh

María Cristina tiene 72 años, es argentina y vive entre Madrid y Málaga. Padece un cáncer desde hace cuatro años. Vio morir a su marido por culpa de un mesotelioma. Su hijo Rodrigo se suicidó tirándose a las vías de un tren y otro de sus hijos es bipolar. A pesar de todos los varapalos, sigue pintando acuarelas a todo color. Dedica su vida a acompañar a enfermos en cuidados paliativos y a transmitir que “la vida es un drama solo si se mira como un drama”. Contra todo pronóstico, se siente “una mujer privilegiada acostumbrada a aprender del dolor”. En su vida no hay lugar para el luto. Su historia son muchas páginas de cómo “enfrentarse a las tragedias sin hacer tragedia”, un súper poder tan humano como esta heroína sin capa que sobrevuela trascendiendo la vida con sus turbantes de alegría

La historia de María Cristina es en blanco y negro, pero con sonrisa a color.

Julio ardiente en Madrid. Hospital Infanta Sofía, San Sebastián de los Reyes. Torre 1, planta de Oncología, habitación 522. María Cristina González Romero tiene el cuerpo lleno de llagas en mitad de un tratamiento experimental y lleva nueve días ingresada en su segunda casa. Hace cuatro años le operaron de un cáncer de riñón, y desde entonces va y viene, avanza y retrocede, golpea dura o queda tendida sobre el ring.

Mientras los médicos observan por el retrovisor la posible conquista de la metástasis, ella mira por la ventana bañando su rostro de luz de verano. Apoya una pierna escayolada sobre el sofá de escay. Le brillan los ojos de ganas de vivir. En dos horas de sonriente conversación, escribe su propia historia clínica personal.

Imagínense un campo seco de cardos borriqueros en agosto. O una cuesta arriba de cerca de 72 años de duración sin tregua para respirar. O un imán para las tragedias. O un túnel sin esperanzas de luz. O la personificación de la claustrofobia vital. Estos son los datos objetivos.

“María Cristina me quiere gobernar” suena en sus oídos de niña tímida. Buenos Aires, campo abierto, años 50.  En nueve meses mueren tres de sus tios en fúnebre cadencia trimestral por culpa de una cardiopatía enquistada en el ADN de su familia paterna. A los 48 años en punto, ¡pum! ¿El próximo será papá? Tensión, entierros, sonrisas de fe y lágrimas. “No éramos ajenos al duelo. Era algo doloroso, pero normal. En mi casa no se ocultaba la muerte”.

A los 17 años, a María Cristina se le muere su abuelo. Un cáncer asesino lejos, aún, de los avances paliativos, le deja el cadáver entre sus manos. Y embarazada de su tercera hija, pierde también a su padre: “Fue muy duro, pero pronto aprendí a quedarme solo con lo precioso de la vida de papá”. Dos hermanos más al hoyo. De nuevo, el árbol genealógico con las raíces envenenadas hace estragos: a los 48 años, dos corazones jóvenes estallan sin piedad.

María Cristina tiene 72 años

¿Qué causa la aparición de psicosis en individuos con alto riesgo clínico? Un metaanálisis de riesgos y factores de protección

El veinte por ciento de las personas con riesgo clínico alto de psicosis (CHR-P) desarrollan el trastorno dentro de los 2 años. Una amplia investigación ha explorado los factores que diferencian a aquellos que desarrollan psicosis y aquellos que no lo hacen.

La revisión sistemática actual y el metanálisis abordan de manera integral la consistencia y la magnitud de la evidencia para el riesgo no puramente genético y los factores de protección asociados con el riesgo de desarrollar psicosis en individuos con CHR-P.

Se utilizaron metanálisis de efectos aleatorios, diferencia de medias estandarizada (DME) y odds ratio (OR), en combinación con una estratificación de evidencia establecida que evalúa la asociación de cada factor y la aparición de trastornos psicóticos (de clase I, evidencia convincente para evidencia débil clase IV), mientras se controlan varios tipos de sesgos.

Se recuperaron un total de 128 estudios controlados originales relacionados con 26 factores. Ningún factor mostró evidencia convincente de clase I. Dos factores adicionales se asociaron con la clase II: evidencia altamente sugestiva: síntomas psicóticos positivos atenuados (DME = 0. 348, IC 95%: 0. 280, 0. 415) y funcionamiento global (DME = −0. 291, IC del 95%: −0. 370, −0. 211). Hubo evidencia sugestiva de clase III para los síntomas psicóticos negativos (DME = 0. 393, IC 95%: 0. 317, 0. 469). Hubo una clase IV débil o ninguna evidencia de todos los demás factores.

Nuestros hallazgos sugieren que a pesar de la gran cantidad de factores de riesgo putativos investigados en la literatura, solo los síntomas psicóticos positivos atenuados, el funcionamiento global y los síntomas psicóticos negativos muestran evidencia sugestiva o mayor para la asociación con la transición a la psicosis. Los hallazgos actuales pueden informar el refinamiento de los modelos de predicción clínica y la medicina de precisión en este campo.

El Hospital Universitario 12 de Octubre incorpora una terapia con campos magnéticos para los pacientes con depresión

RESUMEN

El Servicio de psiquiatría del hospital Universitario 12 de Octubre ha añadido una nueva terapia de estimulación craneal con campos magnéticos con el objetivo de tratar a los pacientes con depresión que han fracasado con el tratamiento farmacológico habitual.

Según ha informado la Comunidad de Madrid en un comunicado, la ‘Estimulación Magnética Transcraneal’ (EMTr) es una terapia que no necesita de anestesia al ser “indolora” y “no invasiva”.

El procedimiento consiste en aplicar “campos magnéticos sobre determinadas zonas del cráneo”, en concreto, se coloca una bobina electromagnética que emite estímulos con cierta intensidad y cadencia para activar las áreas cerebrales implicadas en la depresión.

Hasta ahora, esta modalidad terapéutica se ha aplicado en 21 pacientes, sobre todo mujeres de entre 45 y 70 años, donde no se han registrado “efectos secundarios relevantes”. No obstante, para saber si la terapia ha sido exitosa, es necesario que el paciente tenga al menos 30 sesiones de una hora.

Se aplica de forma ambulatoria y protocolizada cuando el paciente, derivado de centros de salud mental de la región, es enviado a este hospital y su médico ha considerado que es “una alternativa viable”.

Según la Organización Mundial de la Salud(OMS), la depresión afecta en España en un 5, 2 % de la población y alerta que ha ascendido en un 18 % en los últimos cinco años.

El Gobierno regional ha comunicado que la depresión y la ansiedad son las principales consultas en la atención Primaria a los Centros de Salud Mental.

Los síntomas de esta enfermedad mental son, entre otros, tristeza, falta de apetito, problemas digestivos problemas para conciliar el sueño o cansancio, y hasta puede desembocar en deseos de morir o suicidarse.

Se trata de una enfermedad que puede empezar a cualquier edad por lo que puede afectar tanto a jóvenes como a adultos. Sin embargo, hay personas más propensas a sufrirla como las mujeres, en especial después de dar a luz con la conocida ‘depresión post-parto’.

La amígdala en la esquizofrenia y el trastorno bipolar

RESUMEN

Con frecuencia en los trastornos del espectro psicótico, la amígdala sirve como un centro importante para dilucidar los sustratos neurales convergentes y divergentes en la esquizofrenia y el trastorno bipolar, los dos grupos más estudiados de condiciones del espectro psicótico.

Se realizó una búsqueda sistemática de bases de datos electrónicas hasta diciembre de 2017 para identificar estudios de neuroimagen de la amígdala en la esquizofrenia y el trastorno bipolar, que se centran en la RM estructural, la imagen con tensor de difusión (DTI) y los estudios de conectividad funcional en estado de reposo, con énfasis en el estudio cruzado. 

Se seleccionaron noventa y cuatro estudios independientes para la presente revisión (49 estudios de IRM estructural, 27 DTI y 18 estudios de IRM funcionales en estado de reposo). También se seleccionaron, y se analizaron en un metaanálisis separado, 33 estudios volumétricos con la amígdala como la región de interés.

Se encontraron volúmenes reducidos de amígdala izquierda, derecha y total en la esquizofrenia, en relación con los controles sanos y los sujetos bipolares, incluso cuando se restringieron a cohortes en las primeras etapas de la enfermedad. No se observaron anomalías de volumen en sujetos bipolares en relación con controles sanos. Los estudios de morfometría de forma mostraron una deformidad de la amígdala o ninguna diferencia en la esquizofrenia y ninguna anomalía en el trastorno bipolar.

En contraste con los hallazgos volumétricos, los estudios de DTI del tracto del fascículo uncinate (que conectan la amígdala con las cortezas medial y orbitofrontal) mostraron una anisotropía fraccional reducida (un marcador de anomalía de la microestructura de la materia blanca) tanto en pacientes con esquizofrenia como bipolares, sin cruz.

Mientras que la disminución de la conectividad funcional amígdalar-orbitofrontal se observó generalmente en la esquizofrenia, se encontraron patrones variables de conectividad amígdalar-orbitofrontal en el trastorno bipolar.

Los estudios futuros pueden considerar adoptar enfoques longitudinales con imágenes multimodales y subtipos clínicos más extensos para probar los cambios subregionales amígdalares y su relación con las secuelas de los trastornos psicóticos.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:https://journals.lww.com

ME DA MIEDO CURARME…

RESUMEN

El trastorno facticio se caracteriza por la producción o invención intencional de síntomas físicos y/o psicológicos de una enfermedad con el objetivo de asumir el rol de enfermo. La causa se desconoce, aunque con frecuencia están implicados el estrés y un trastorno grave de la personalidad. No existen tratamientos claramente eficaces.

A través de la presentación de un caso, con diagnóstico de Trastorno Facticio con síntomas físicos y psicológicos, queremos describir datos relevantes que se recogen en la valoración de enfermería, así como establecer un plan de cuidados y extraer conclusiones de nuestra intervención.

Con este trabajo pretendemos ayudar a comprender la dinámica de estos pacientes y compartir nuestra experiencia

Introduce Yourself (Example Post)

This is an example post, originally published as part of Blogging University. Enroll in one of our ten programs, and start your blog right.

You’re going to publish a post today. Don’t worry about how your blog looks. Don’t worry if you haven’t given it a name yet, or you’re feeling overwhelmed. Just click the “New Post” button, and tell us why you’re here.

Why do this?

  • Because it gives new readers context. What are you about? Why should they read your blog?
  • Because it will help you focus you own ideas about your blog and what you’d like to do with it.

The post can be short or long, a personal intro to your life or a bloggy mission statement, a manifesto for the future or a simple outline of your the types of things you hope to publish.

To help you get started, here are a few questions:

  • Why are you blogging publicly, rather than keeping a personal journal?
  • What topics do you think you’ll write about?
  • Who would you love to connect with via your blog?
  • If you blog successfully throughout the next year, what would you hope to have accomplished?

You’re not locked into any of this; one of the wonderful things about blogs is how they constantly evolve as we learn, grow, and interact with one another — but it’s good to know where and why you started, and articulating your goals may just give you a few other post ideas.

Can’t think how to get started? Just write the first thing that pops into your head. Anne Lamott, author of a book on writing we love, says that you need to give yourself permission to write a “crappy first draft”. Anne makes a great point — just start writing, and worry about editing it later.

When you’re ready to publish, give your post three to five tags that describe your blog’s focus — writing, photography, fiction, parenting, food, cars, movies, sports, whatever. These tags will help others who care about your topics find you in the Reader. Make sure one of the tags is “zerotohero,” so other new bloggers can find you, too.